sábado, 1 de agosto de 2009

El tiempo de la Memoria en la poesia de Nain Serrano

El tiempo de la memoria en la poesía de Nain Serrano
“A medida se corrompa el hombre se corromperá la literatura”
V. Goethe


Por Oscar F. Sierra
Introducción

“La obra literaria es construcción de un mundo imaginario-ficticio por medio de las palabras”. Detrás de cada palabra Nain traslapa un mundo escindido en la memoria que traspasa la cotidianeidad. Convierte los versos en una especie de extrañeza extraída del inconsciente “No hay poema que no se abra una herida”. Trasluce un encantamiento metafórico:
“He vivido demasiado a prisa”
“Cuando muera no quiero lagrimas ni recuerdos, disimulen que existo, que vivo, que estoy cerca de ustedes”
La búsqueda infinita del ser, esa precisión de volcarse por el dolor. Nain construye metáforas de gran acierto estético:
“humo que sale de la boca del cielo”
La persistencia de lo fónico, del alcance semántico que hace del verso cuando logra el signo artístico:
“Caballos de vientos”
Figura de fina delicadeza. El poeta tiene una intencionalidad estética, por lo tanto no es un verso apresurado, nos demuestra el juego-lúdico-imaginario de su poesía., apenas un asome con la realidad presentida. Se transpira el recuerdo impregnado en la memoria, por lo que se sospecha que los temas que se marcan son “La vida, la memoria y la muerte”. Este ultimo de modo leve:
“Residente –Llegan de súbito recuerdos de mi infancia”.
Versos armónicamente combinados de forma puntual. Podemos citar lo que expresa Barthez “El autor no habla, sino el lenguaje”.
Estos textos poéticos logran la calidad estética, y por eso trata de ser comunicativo al desplazar al hablante lirico a los oídos del lector. Estos poemas nos demuestran un mundo ilusorio, un universo donde se amalgaman la infancia, el barrio y el sentimiento materno, lo que produce una sensitiva evocación que subyace en el interior del ser humano. El poema empieza a tener vida desde el momento en que iniciamos esta lírica navegación.
Uno de los aciertos de Nain, es la creciente catexis que se incrusta en el verso, es decir la fuerza lírica, por lo que hace las diferencia de no dejar un poesía plana o chata muy en común en algunos poeta de por ahí. Logra la construcción de imágenes topográficas y otros efectos gráficos, por ejemplo se da en los poemas: “Relato, cuerpo, retorno del ofendido, el barrio, la infancia y caserío”.


La poesía de Nain como Escritura expresada delicadamente –dice Enrique Lihn “No quiero fingir que hablo cuando escribo, la palabra escritura hay que tomarla al pie de la letra”.
En el discurso de la poesía se representa el silencio, la música callada “Sentimientos, sensaciones y vivencias interiorizadas”:
“Mi madre tiene gastados los pies”
“su brazo esta dormido”
“mi madre es profeta de mis pasos”
La poesía de Nain lleva el trafago verbal, diría de placer estético fundado en una época, de una generación, de un contexto donde él simboliza con prontitud.
Nain desde le punto de vista técnico emplea la prosopopeya frecuentemente, hasta desbocarse en la metáfora verbal y sustantivada:
“En las noches me parece que escucho viejas voces de los muertos”

Las creencias y los mitos, son elementos constantes de una cultura oral en la que Nain teje en su poesía, creando un mosaico de voces que urden la mente colectiva para universalizarlos .El poema esta construido desde recursos retóricos de plena vigencia como juagar con planos temporales dándole una dimensión lírica. El poeta nos lleva hacia el pasado, devela reflejarnos en el espejo de la infancia, nos connota una traslación hacia el presente, ese vaivén semántico que nos hace levitar con lo imaginario”.
Nain es poeta recurrente y mordaz. En cuanto a la brevedad de algunos textos poéticos, se aproxima a un género lírico que los japoneses fundaron e algún momento histórico, me refiero al haiku:
“La vida es una lagrima que no se cae del ojo”
Un flashazo que nos hace eternos, la palabra al estilo de Nain, no tiene influencias o registros que le señalen, un poeta que ha tomado de forma concienzuda la labor de la poesía ,no como artificio ,sino como transpira sus vivencias, la de los demás que se han ausentado, y que el poeta evoca de forma interjectiva:
“el poema de John Cook”
No encontramos malformaciones sintácticas, la palabra en el espacio que corresponde. Precisión metafórica, no sobran elementos ni faltan. La poética de Nain, plantea un acierto a nivel formal, es decir lo que le interesa es el trabajo de la palabra y por la palabra.
“Un día en la oficina”
Sísifo sube y baja la roca. Condenado. Nain se ubica en una especie de existencialismo cotidiano, donde el ser humano vive en la esclavitud del sistema económico capitalista:
“libros, computadoras, música y periódicos”

El poeta huye del fragor de la ciudad, de la oficina, del tedio para entrar en el clímax de la naturaleza:
“El viento vanidoso que se peina por las tardes”.
Poesía que nos lleva al fondo de un volcán hacia el corazón de las cosas, hacia la prontitud del recuerdo. Nain en su poesía circunda un cronotopo (relación espacio-tiempo)que encuadra su poemario:
“la habitación-la calle-la oficina”
“Infinita espera”

“Mi habitación tiene los ademanes sueltos de la luz.
La música sale firme, danzando de un objeto”
Un día en la oficina
“La taza de café que suda con impaciencia.
El retrato trastocado por los años.
La música helada.
La computadora pensativa en la esquina de la oficina.
El periódico abierto de par en par”

Espacio-temporal, donde el poeta le da ubicuidad al poema. En estos espacios es donde se define el cronotopo de su poemario, es ahí donde vive su cotidianeidad.
“Mandamientos de la poesía” es un texto lirico que se intertextualiza con el discurso bíblico de los mandamientos. El poeta solo desvía su sentido hacia una ironía fina que busca romper con las normas y jerarquías .Lo hace muy bien, anillo al dedo .Un criticismo agudo y obtuso para los escritores que cultivan lan poesía. La mordacidad es una incidencia en el estilo de Nain. Como lo plantea en “derechos del poeta” y “oración de la poesía” .Este traslape de insinuación religiosa. Porque el poeta se convierte en chaman den la poesía joven hondureña. Poemas que siguen acudiendo a la reflexión del arte y la literatura:
“Pagina en blanco, arte de vivir”
No dejamos atrás la figura del thanatos en la que plantea una visión optimista sobre el tema de la muerte:
“Monologo de muerte”
“La muerte no avisa
No saluda
Silo llega”
Incurre en un concepto cotidiano sobre el tema de la muerte, esa configuración nos remite al poema siguiente:
“Días negros”
“Corre el hombre detrás de su rostro”

La visión posible radica que la muerte es parte de la vida, por lo tanto, no tenemos un sentido pesimista sobre este acontecimiento absoluto de la muerte. Otro elemento que esta constante en la poética de Nain es la figura del viento como símbolo de la ascensión, un ejemplo de ello es el poema “Canto de la tristeza”
Esta elevación de la vida, lo hace a través de la firmeza de las palabras, porque en verdad, para el poeta la vida radica en las palabras, esta es su salvación, es su apología, su llegada:
“La vida pasa
Se hospeda en las palabras”
El poeta aferra la existencia a su escritura, por eso va en búsqueda de construirla con certeza, con paso seguro. En sus lecturas a campo traviesa aparecen Vallejo, Huidobro, Rubén Darío y los poetas del iluminismo francés. Tambien encontramos lo mágico:
“Historia del aire”
“El aire era un hombre que se volvió trasparente”
“Se alimenta de las horas abandonadas”

Y luego la recreación lúdica:
“Regresar a esta calle y a mi infancia”
También en el poema “Relación de la palabras”, reconstruye un mundo mágico en la misma palabra:
“Levanté habitaciones a la frases”
Ahí s levanta el paradigma de su escritura creativa, recreativa, magica y sonora .La figura del cuerpo, lo que Deleuze llama “maquina deseosa”, es ahí donde se abren las válvulas de escape del deseo reprimido. El poeta con versos acertados nos reflejan su efecto y goce estético:
“El cortometraje de tu sonrisa”
“Mis cabellos son la cuerdas de un violín”
En el “retorno del ofendido”, disgrega una temática de disyunción social como la emigración, es decir logra una solidaridad con los seres humanos que van en búsqueda de el sueño que no se cumplirá.

El poemario culmina con un poema que define la memoria, la de la infancia, la que todos(as) hemos transitado y que no podremos olvidar.
Culminamos estos argumentos definiendo a Nain Serrano, Es un alfarero de la metáfora, logra plasmar en este poemario un mundo caído y que el mismo eleva con los recuerdos de la infancia y con la reflexividad hacia la literatura misma.
Su estilo será el de la palabra precisa, el de la ironía fina, el de la metáfora lúdica, la palabra que busca lo estético. Una bienvenida a este preludio, a su obra poética que trasforma el alma de los lectores y que nos hace levitar en la eternidad de lo extraño y de lo cotidiano.
1-JUNIO-2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada